Search

La madera y el tabaco ya entraron al dólar agro, el té se incorporaría mañana y la yerba mate lo hará con una próxima resolución

El dólar a 300 pesos ya es una realidad para un importante grupo de exportadores de Misiones y en los próximos días esa lista se extendería. Hoy se publicó en el Boletín Oficial la resolución de la AFIP que reglamenta el tipo de cambio diferencial conocido como “dólar agro”, que fue puesto en vigencia hace una semana a través de un decreto del Ejecutivo Nacional.

La sorpresa fue que muchos de los productos que estaban incluidos en el decreto no aparecieron después en la resolución de AFIP. Entre ellos la yerba mate, pero también las peras y las manzanas, tres productos centrales de las economías regionales.

Inmediatamente autoridades provinciales y representantes de las principales yerbateras fueron a pedir explicaciones a Buenos Aires. La explicación que recibieron fue que la resolución de hoy fue la primera de una serie que incluiría a todos los productos que están mencionados en el decreto publicado la semana pasada.

Uno de los que fue a golpear puertas fue el presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) Juan José Szychowski, quien afirmó que desde Nación explicaron que en la resolución publicada hoy se incluyeron solamente los productos con mayor sesgo exportador y menor participación en el mercado interno.

Para los demás, que tienen una incidencia mayor en la “mesa de los argentinos”, el Gobierno nacional pretende primero avanzar en compromisos con los empresarios para garantizar el abastecimiento en el mercado interno y el mantenimiento de los precios.

Lo que pretende evitar la Nación es que el dólar a 300 pesos termine generando mayor inflación en el mercado interno.

“El decreto 194-23 del 9 de abril, que es el programa de incremento a las exportaciones en la parte que se refiere a las economías regionales, incluye a la yerba mate, es decir, que estamos incluidos en el decreto. Pero le pone algunos requisitos, y entre éstos, para estar incluidos, tenemos que garantizar el mercado interno con suficiente abastecimiento de yerba, en este caso, garantizar el empleo, y también cumplir con los acuerdos de precios de la Secretaría de Comercio Interior”, indicó el presidente del INYM.

Recordó además que, tal como lo indica el mencionado decreto, para acceder al dólar a 300 pesos las empresas deberán cumplir con una serie de requisitos.  “Tienen que liquidar las exportaciones antes del 31 de agosto y también haber exportado (al menos una vez) en los 18 meses anteriores. Esos son los requisitos. Las cadenas que voluntariamente se acerquen a firmar la adhesión al programa de incremento de las exportaciones tienen que, sobre todo, garantizar tres condiciones. Y es que el mercado nacional esté abastecido, garantizar el empleo y cumplir los acuerdos del precio de la Secretaría de Comercio Interior”.

Té a medias

Con el té pasó algo que desorientó a empresarios y funcionarios provinciales. Se incluyeron en la resolución tres de las cuatro posiciones arancelarias que se utilizan para exportar ese producto, pero se dejó afuera la más utilizada: la que corresponde al té negro en envases que superen los tres kilos de capacidad.

Desde Nación atribuyeron esa omisión a un error involuntario que sería corregido con una nueva resolución que se publicaría mañana y agregaría esa posición arancelaria.

Los productos de la oferta exportadora misionera que sí entraron fueron la madera y el tabaco.

Para el caso de la forestoindustria, se incluyó un amplio abanico de posiciones arancelarias que incluye madera aserrada en diferentes tamaños y formatos, partes de muebles, molduras,  tableros de partículas y pasta celulósica.

Si bien el tipo de cambio diferencial a 300 pesos llegó como respuesta a un insistente pedido del sector privado afectado por el atraso cambiario, la instrumentación de la medida fue criticada por ser excesivamente buracrática.

“La letra fina viene muy complicada y parece que cada vez más. Creíamos que esto iba a venir mucho más armado y mucho más fácil. También tenemos que ver que las pymes, las micropymes, no tienen una estructura contable o impositiva tan grande en esta empresa para resolver tantas cosas que están pidiendo. El tema es fomentar la exportación y creo que está pasando todo lo contrario”, sentenció Guillermo Fachinello, presidente de la CEM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *