La generación del 20%

Finalizados los comicios y con el escrutinio definitivo cerrado, ya sabemos cómo salieron las cosas en la tierra colorada. Como lo anticipamos, por casi el 70% de los votos, la fórmula del Frente Renovador se consagró ante un Juntos por el Cambio que con un poco más del 20% demuestra las falencias de una dirigencia que fue incapaz de desarrollar una estrategia electoral seria.

Asombra y mucho que, con los resultados de las elecciones confirmados, las declaraciones de los dirigentes ante la prensa siguen siendo poco certeras. Tal es el caso del Presidente de la Unión Cívica Radical de Misiones, el veterinario Pablo Argañaraz que se pasea por estudios de medios de comunicación expresando que la derrota se debió a que “no trabajaron lo suficiente”, reconociendo la incapacidad de trabajo de su partido, esquema que, recordemos, recibió un importante financiamiento por parte del gobernador de Corrientes y del país central.

Vale destacar con Argañaraz al frente del partido centenario la perfomance de la UCR fue una verdadero papelón. No solamente perdió en Posadas como candidato a intendente, sino también dentro de su lema y dejando al descubierto la falta de representatividad y de conducción dentro espacio, además de la poca operatividad que tiene la UCR en Misiones desde el inicio de su gestión. A ello se suman los paupérrimos rendimientos de los representantes del radicalismo en Oberá, Eldorado, Leandro N. Alem, Puerto Iguazú, San Vicente, Puerto Rico, por nombrar algunos municipios. La herramienta de la ley de lemas brinda la posibilidad de que todos puedan competir pero a su vez deja en evidencia la falta de representatividad de algunos sectores.

Pablo viene del sector privado y tiene muy poca experiencia en los pasillos de la política, pese haber nacido en el seno de una familia de funcionarios, su ignorancia en la práctica queda a las claras en su discurso. Con su discurso derrotista queda claro que solamente se conforma con seguir siendo una minoría en el Concejo Deliberante de Posadas. La ausencia de cintura política de la conducción partidaria también sobresale en la estrepitosa derrota de los cambiemitas en Misiones y, si ahondamos un poco más, también es la gran responsable del éxodo de jóvenes radicales que se unen a las filas de la Renovación Neo por no encontrar respuestas y representación en su partido. Según dicen, los que saben, esto recién empieza y se verán los pases de facturas entre las distintas facciones internas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *